martes, 30 de marzo de 2010

Favoritismo

Para el Dia E, día del español, esa lengua que nadie termina de aclarar si es correcto llamar castellano pero que todos están de acuerdo en que nos lo estamos cargando (mejor no hablo de los que dicen que sólo pertenece a los que no sesean), proponen que votemos nuestra palabra preferida, ya sea por cómo suena, por lo que significa o por lo que nos evoca.

Como tantas otras propuestas participativas, me picó la curiosidad a la vez que me dio ganas de lucirme. Y es que no sé por qué pero al final todo el mundo acaba salvando palabras o excesivamente barrocas o muy comunes: uno termina votando palabras como vida o retorcimientos de lengua como metempsicosis.

Así que frente a la pantalla, con cara de concentración y mentalidad de crítica pedante, se me ocurrieron catafalco, nefasto, estilográfica, lúgubre, ulular, deleznable, prestidigitador, casquivana y vitriólico. Me encantan, todas ellas, por una u otra razón que tiene que ver con mi pasado, mi tremendismo y mis ganas de hacerme notar allá donde voy (me sé de uno que me llamaría deletérea, que también me gusta, por cierto).

Me di cuenta, de tanto dar vueltas a las sílabas, de que sólo podía explicar una, que no es tan tremendista como la primera, ni tan rimbombante como el resto, y que es saudade. Porque parece tan extranjera que pensé que no vendría en el diccionario. Y sólo una palabra que no parece propia puede definir algo como.... bueno, como la saudade.

4 comentarios:

Gonzalo J. dijo...

La palabra más castiza y sonora, tan melódica como veces usada por el maestro de la lengua, don Miguel de Cervantes, es aquella que sólo en boca de Alonso Quijano puede sonar tan maravillosamente bien: "Hideputa"

Hache dijo...

En una de esas convocatorias la palabra elegida hace unos años fue "amor". No sé, creo que se trata de elegir el significante más bello, no el significado. Y, ciertamente, la sucesión de los fonemas a, m, o y r no me parece especialmente bello ni sonoroso. Puestos a elegir (aunque ahora mismo no podría quedarme sólo con una palabra), me quedaría con una palabra esdrújula, como "muérdago" o "lámpara". Con todo, mi palabra favorita, y en eso no tengo la menor duda, no es una palabra española: "lullaby". Suena a lo que es, y de tanta paz que produce, te dan ganas de echar una cabezadita.

Alexander Belmont dijo...

Mi palabra favorita siempre será "Aérea". 5 sílabas, y además es un palíndromo. Y tiene un sonido tan peculiar... suena como si te golpeara una ráfaga de viento, no la ves ni la saboreas, pero sientes que poco a poco tu piel se desgarra. Es una palabra genial

Alexander Belmont dijo...

Corrijo: Aérea tiene 5 letras y 4 sílabas. Comentar a las 2 de la madrugada no es bueno...