domingo, 13 de febrero de 2011

Persevera (Acción cotiana II)

Como una grotesca mano de mortero, aferrarse la cabeza y golpear con ella el suelo, la pared, el marco de la puerta.

No, no se acalla

Se deslizarán garganta abajo los grumos de sal molida.



De Instrucciones para una infancia alegre o Nunca desprecies la línea del bajo: Interior.

2 comentarios:

Brotestertor dijo...

Chapotéese con el estruendo de la sangre.
Palidecer.
Dancése con brincos, que visten detiqueta otra vez.
Supurar.
¿Qué lograr? Ilusión trascendental, quizás.
I Kant.

Rosalía R. dijo...

No sé si te lo he dicho alguna vez pero me encantas y me complementas porque nunca sabré cuánto de sarcasmo hay en cada palabra. :)